Un sistema todo en uno para producir energía y agua potable


   www.ansenergia.com.co

Tener agua potable y energía en algunos lugares del mundo es un desafío que está aún por conseguir. Una de las soluciones que nos llama la atención es una pequeña “caja”, diseñada por una empresa italiana, que cuenta con tecnología para cumplir una doble función: garantizar el agua potable y generar energía renovable.


Es una "caja" capaz de recoger, tratar y distribuir agua potable. Todo gracias a un tanque de microfiltración de cinco etapas que absorbe el agua y produce agua potable, transparente y sin bacterias. Además, puede generar, convertir y almacenar energía solar por medio de paneles instalados en la parte superior. También incorpora dos pequeñas turbinas eólica para generar electricidad. Un innovador “dos en uno” que puede ayudar a muchas familias por todo el mundo.

El producto tiene la capacidad para atender hasta 1.500 personas por unidad. El modelo más básico cuenta con 12 módulos solares, un inversor y batería de almacenamiento. Mide un metro y medio, es capaz de suministrar energía para 300 familias, y cada unidad es capaz de cargar tres luces con autonomía de 4 horas y dos teléfonos móviles.

Tras tres años en el mercado, el producto ya ha sido probado por organizaciones sin fines de lucro en Madagascar, Nigeria, Ruanda, Colombia, entre otros lugares.

Otra parte de la producción fue vendida a consumidores particulares, en parte amantes de la naturaleza que han conseguido con OffGridBox un buen accesorio para ir a los campings. Algunas unidades se fueron a Filipinas, ayudando a las personas afectadas por el tifón en 2013. Ideal para zonas aisladas.

El mayor obstáculo para esta “caja mágica” es su precio: 15.000 $. “En Italia no es fácil encontrar la financiación, los mentores o los programas de aceleración adecuada,” dice el fundador y CEO Emiliano Cecchini.

El proyecto ha sido seleccionado para un programa de aceleración en Boston, Cecchini aprovechará la oportunidad para remodelar el negocio. Una familia de cuatro miembros pagará 12 céntimos (100 francos ruandeses) al día por el agua, se subvencionarán las baterías por parte de la empresa. La idea ya se está ensayando en Ruanda, donde la compañía planea instalar unidades en 18 aldeas. Incluso, el gobierno local ya ha contratado a 14 personas para trabajar en zonas rurales. Con esta alianza, OffGridBox pretende satisfacer a 420.000 clientes en 2020.

En el futuro, la idea es que cada unidad pueda tener Wi-Fi para las actividades comerciales asociadas, y así abrir otras posibilidades para rentabilizar y crear un modelo de negocio que funcione.

Fuente: http://ecoinventos.com/offgridbox/

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Consejos para instalar sistemas de paneles solares en las viviendas

Findeter lanza línea de crédito para financiar proyectos de energías renovables

Un atlas de radiación solar para que produzca su propia energía